. .
Homepage Acerca de Herejías Galerias Curadores Herejías, el Libro Base de Datos Selección para Museos Programa Educativo Museos Participantes Comenta y cuenta Noticias Contacto

Programa Educativo

conferencias mesas redondas talleres

Todos los elementos del Programa Educativo, son únicamente referencias y guías que proponemos para que su museo considere sus propias actividades.
conferencia
conferencia 2
conferencia 3
conferencia 4
conferencia 5
conferencia 6
conferencia 7
conferencia 8
conferencia 9
conferencia 10
 

CONFERENCIA 8

Título
La función de los museos en la actualidad

Público:
A toda persona que quiera reflexionar acerca de qué significa un museo hoy en día y qué función tiene.

Objetivo:
En la época del World Wide Web el concepto de museo está cambiando, se está ampliando, lo cual, nos lleva a cuestionarnos si su función debe continuar o cambiar.

Algunos piensan que este tipo de instituciones están caducas y que debería cuestionarse su existencia. Otros opinan que a pesar de que las tecnologías cambien, los museos pueden mantenerse como están y que no se necesita un cambio. Ambas posturas parecen un poco extremas, quizás no deberían de desaparecer, pero sí plantearse nuevas formas de trabajar.

El Internet es un dispositivo con más capacidad de difundir cultura de lo que hacen los museos. Con la desventaja de que la experiencia está limitada a una pantalla. En los museos uno puede enriquecer la experiencia de ver arte al relacionarse con un objeto con determinado tamaño y textura, y vivir el recorrido en un espacio; más sentidos entran en relación con la experiencia de estar frente a la pieza.

La desventaja de los museos es que son instituciones e independientemente de que sean públicas o privadas, funcionan bajo la política de quién los financia. Los museos requieren de un presupuesto bastante amplio para poder funcionar, debido a esto son manejados por instituciones y éstas generalmente tienen fines políticos y económicos.

Durante mucho tiempo los museos fungieron como espacios para exhibir los trofeos que los países europeos traían de las culturas conquistadas. También servían para exhibir piezas de arte que se hacían por encargo de los que financiaban el museo y que servían para reflejar la sociedad según ellos la entendían.

Con la revoluciones, los museos adquirieron un carácter más social, se determinó que el patrimonio cultural era de todos y no sólo de la aristocracia. Así, las colecciones de la aristocracia se hicieron públicas y la gente empezó a ir a museos que les contaban que eso que veían expuesto los reflejaba o definía. Por eso al principio, el público que asistía a los museos era el que pensaba que ese espacio les daba definición sobre sí mismos.

Actualmente, existen museos de arte contemporáneo que buscan difundir en gran medida la obra de artistas vivos, su intención es educativa y lo que buscan es difundir el arte y la cultura. Los museos son lugares para aprender, para reflexionar y para divertirse. Las visitas se han incrementado y los principales museos del mundo reciben entre dos y cinco millones de personas al año.

Todo eso estaba bien hasta antes de que surgiera el Internet, los millones de visitantes a los museos, no se equiparan con las visitas que recibe un sitio que pueden triplicar o cuadruplicar la suma. Los museos tienen una limitante de espacio y de dinero y la elección del trabajo que se muestra es complicada, lo que genera que gran parte del arte que se produce nunca llega a ser visto.

El Internet ha revolucionado todo esto, todos pueden exhibir y todos pueden decidir qué ven y qué no. Aunque el Internet tenga limitantes como la pantalla, o que varias características de la obra no se pueden vivenciar, uno puede entender la idea, sobre todo en una época donde el concepto tiene prioridad sobre la manufactura.

Los museos ofrecen una experiencia enriquecedora, pero ha llegado el momento en que deben determinar como pueden interactuar con la tecnología y enriquecer la experiencia de visitarlos. Si ellos están limitados en espacio, el Internet no lo está, sus exposiciones se pueden enriquecer tanto con catálogos impresos como con catálogos en línea.

El Internet se ha convertido en una herramienta de libre distribución de información, si los objetivos del museo son dar un servicio a la sociedad, quizás el ampliar sus actividades a la red puede permitir que su experiencia sea más valiosa.

En el caso del proyecto Herejías, es interesante poder interactuar con el trabajo de Pedro Meyer en el museo, apreciar las impresiones en tamaños grandes, con una calidad distinta a la de la pantalla, recorriendo el espacio y viendo varias imágenes al mismo tiempo y hacer relaciones entre ellas. Después de recorrer la exposición en alguno de los 60 museos, se podría pensar que eso no es suficiente y entonces visitar pedromeyer.com, zonezero.com y conocer más de Meyer y su trabajo, al mismo tiempo que de otros fotógrafos, iniciaría una cadena de información.

Lo importante es que estamos en una época que nos invita a todos a experimentar y buscar nuevas formas de ser y de estar. Los museos no deben desaparecer, pero pueden ampliar sus servicios en la difusión de la cultura.

Duración:
Alrededor de una hora.

Perfil del expositor:
Un historiador, editor o fotógrafo.

Materiales:
Un video proyector y computadora en caso de que el expositor lo necesite.


Patrocinado por:

patrocinio

Derechos reservados de todo el Web Site © Copyright 2008 Pedro Meyer. Uso sólo bajo permiso